Pedro Venegas
0

Incremento al salario mínimo, para bien o para mal

Incremento al salario mínimo, para bien o para mal

Me gustaría pensar que la propuesta de incremento al salario mínimo en nuestro país que intenta ser de 73.04 de ahora a 89.35 para el próximo año, por parte de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) es bien intencionada y que en este sentido cuando se lleve a cabo en la próxima reunión que realizan para su revisión las partes involucradas, entre el 28 y 30 de noviembre de este año, lleva implícito el deseo de los empresarios de equilibrar las medidas y que el nuevo salario no sea un detonante inflacionario.

La idea es que rinda, que sea un salario que pueda satisfacer, aunque sea medianamente, algunas de las necesidades de los trabajadores, olvidándonos de las ilusiones ópticas del Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, quien señaló que con 320 pesos alcanzaba para la despensa de una semana (y obvio menos le alcanzaría a él).

La idea, según Gustavo Hoyos, presidente de la Coparmex, es que en esta primera reunión se obtenga entre 4 y 4.5 por ciento, la que fija la Comisión Nacional de Salario Mínimo (Conasami) y luego en el transcurso de 2017 llegar a cubrir los 13.31 pesos para conseguir los 89.35 pesos, en beneficio de 3.5 millones de trabajadores.

Esta es una propuesta que se ha fortalecido por varios sectores además de los empresarios, también el gobierno de la Ciudad de México, a través de Miguel Ángel Mancera (aunque en muchos otras políticas públicas nos ha quedado a deber) en esta tiene rato en que insiste en que así debe ser, son muchas las carencias que tiene la población comenzando con las más elementales como el de la alimentación, los servicios médicos y la educación.

De por si el panorama del próximo año se vislumbra complejo, la reducción en el presupuesto por parte del Gobierno Federal como medida cautelar ante los embates de lo que vendrá, entre otros, con el nuevo Presidente de los Estados Unidos Americanos, Donald Trump, quien dijo como propuesta de campaña que bloqueará todos los compromisos comerciales con México y China, nada más absurdo que eso.  Y ni que decir de la estúpida idea de construir un muro y que lo paguemos nosotros, de locos.

Tendrá que sopesar el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) los pros y los contras de esta aventura, ya que los mecanismos para que esto se pueda dar y respetar quedan también en su cancha y habrá que ir muy de la mano con los empresarios para no causar una inflación que no necesitamos.

Sin embargo, la crisis no es sólo en nuestro país o en nuestro continente, las piezas comienzan a moverse ante la toma de posesión del estrambótico nuevo presidente de los Estados Unidos, el Brexit, los candados al precio del petróleo, entre otros.

En México se requiere de mucho para lograr una estabilidad económica que beneficie a las mayorías, falta educación y asistencia médica para que el país pueda desarrollarse, faltan idealistas que puedan conducir y no confundir a la ciudadanía, sin egoísmos ni ambiciones personales.

En México se requiere mucho para tener un pueblo sano y sin carencias, con mente abierta y propositiva, sin embargo, los pasos que se den de aquí hacia lo que pueda ser un buen futuro para nuestro país faltan muchos pasos, pero este, el de incrementar el salario mínimo en beneficio de los que menos tienen, puede ser un buen paso y es por todos.

 

Escritor por: Pedro Venegas

Comunicólogo con más de 25 años dentro y fuera de los medios de comunicación; ha sido analista y consultor del Gobierno Federal y asesor en Evaluación de Imagen Institucional y Prospectiva en diversas Secretarías de Estado.

There are 0 comments

Leave a comment

Want to express your opinion?
Leave a reply!

Dejar un comentario

%d bloggers like this: