Dr. Mauricio Jalife Daher
0

Pueden franquicias ser opción para migrantes

Pueden franquicias ser opción para migrantes

Los buenos números que el sector de franquicias sigue ofreciendo en crecimiento y variedad de marcas y giros, obliga a considerarlo como una de las mejores opciones para poner su dinamismo al servicio de migrantes mexicanos que buscan reincorporarse a la economía del país.

Para una persona que ha estado fuera de México por varios años, es complicado reintegrarse súbitamente y encontrar la fórmula para gestionar un negocio propio. Como sabemos, el éxito de muchos negocios es contextual, en la medida en la que el conocimiento de cierto mercado, más la red de contactos del emprendedor, suelen ser los ingredientes para la supervivencia. Los modelos de franquicia reducen la dependencia de factores de esta índole, al tratarse de fórmulas probadas que han realizado tareas de adecuación para diferentes formatos y mercados.

No se trata, de ninguna manera, de repetir una experiencia tan desafortunada como el mal habido “Programa nacional de franquicias”, que en el sexenio de Calderón se encargó de descarrilar el mercado, fomentar el “desarrollo” de marcas inmaduras, y de financiar a fondo perdido la compra de unidades de franquicia inoperantes. De lo que se trata es que el gobierno sea un simple facilitador para que las marcas sanas que operan en México, puedan acercar sus modelos a compatriotas que regresan a suelo nacional en busca de oportunidades.

Una circunstancia medianamente similar se vivió en el 2009, cuando miles de trabajadores de Luz y Fuerza se vieron de pronto en las calles. Muchas franquicias se acercaron a ellos para darles la capacitación, organización y disciplina que se requieren para ser empresarios, y a la fecha, muchas de esas unidades siguen operando exitosamente, así como casi la totalidad de esos trabajadores contaban con dinero producto de sus liquidaciones, y no sabían cómo invertir, muchos de los migrantes que regresen probablemente lo hagan con ahorros construidos a lo largo de muchos años que para una contingencia como la que hoy enfrentan. Algunas de las que no prosperaron, hay que reconocerlo, fue precisamente por la gran demanda que se desbordó y que llevo a invertir en modelos no profesionalizados, que no fueron capaces de responder a sus franquiciatarios. En este punto deberá tenerse gran cuidado de operar adecuadamente los filtros.

Otro de los puntos en los que el fenómeno es relevante para el campo de franquicias es el de la captación de empleados que han sido formados en muchas de las cadenas de franquicia en EUA, y que hoy regresan en busca de un trabajo en nuestro país. Se trata de una mano de obra que tiene ya altos estándares de motivación y resultados, con una capacitación de alto valor. De hecho, muchos de esos empleados conocen tecnologías que aún no son implementadas en el país, y que con ese know how podrían generar procesos virtuosos en muchas industrias mexicanas.

No debemos olvidar que el sector de franquicias ha girado radicalmente en los últimos 15 años, y que de una preponderancia de marcas extranjeras, las nacionales ya conforman hoy la mayor oferta, con números superiores al 80%. Seria esta una forma inteligente de aprovechar recursos que la economía de nuestro “socio” está desechando sin mirar sus valores ocultos.

mjalife@jcip.mx

Imagen: México Emprende

 

Escritor por: Dr. Mauricio Jalife Daher

Doctor en Derecho, experto en Derecho en Propiedad Intelectual, arbitro en la organización mundial de la propiedad intelectual. Autor de seis libros.

There are 0 comments

Leave a comment

Want to express your opinion?
Leave a reply!

Dejar un comentario

%d bloggers like this: