Internacional
0

120 personas se van de un banquete sin pagar la cuenta

120 personas se van de un banquete sin pagar la cuenta

Un ‘simpa’ consiste en irse sin pagar de un sitio, ya sea un restaurante o un bar. Lo suelen practicar los jóvenes y para hacerlo bien, hay que ser muy discreto. Por eso, lo ideal es que los aprovechados no sean más de 3 o 4 personas. Si son más, es casi imposible engañar a los dueños del establecimiento. 

Pero en la localidad berciana de Bembibre (León) se han batido todos los récords de ‘simpa’: nada más y nada menos que 120 personas disfrutaron de un opíparo banquete para celebrar el bautizo de un niño y se largaron sin dejar ni un solo euro. En total, dejaron un adeudo de más de 2.000 euros.

Los hechos sucedieron este pasado fin de semana en el Hotel El Carmen. En uno de sus salones, una familia extranjera –según ABC– habían contratado una cena para celebrar el bautismo de un bebé. El padrino de la criatura incluso había dejado una señal pagada de adelanto, por lo que los dueños del establecimiento no sospecharon de las intenciones ni de la catadura moral de los comensales. 

La cena transcurrió sin problemas hasta que los camareros trajeron una gigantesca tarta de postre. Fue entonces cuando todos los invitados se levantaron a la vez y se fueron simulando el baile de la conga.

“Fue en cuestión de segundos”, explica Antonio Rodríguez, el propietario hotel en declaraciones recogidas por ABC. Para el hostelero, la acción es propia de “un grupo organizado”. A pesar de que intentaron frenar la huída, los camareros solo pudieron apuntar las matrículas de los coches en los que se fueron.

El Diario de León publica que los autores del escaqueo se habrían identificado como como “una familia rumana” vecina de San Miguel de las Dueñas, pedanía del ayuntamiento de Congosto. Pero la Guardia Civil cree que se trata de una información falsa, y centran sus pesquisas en las inmediaciones de Ponferrada.

Además, podría no ser la primera vez que llevan a cabo esta la estafa. Según el mismo medio, el dueño de un restaurante de Galicia se ha puesto en contacto con la Policía tras conocer el delito, para contar que seguramente la misma familia rumana hizo lo mismo en su local. En aquella ocasión, los amigos de lo ajeno se levantaron con la excusa de que iba a tirar unos petardos y unos fuegos artificiales y nunca volvieron. El propietario ha denunciado los hechos

Fuente: WTB

Escritor por: Redacción de ContactoTV

There are 0 comments

Leave a comment

Want to express your opinion?
Leave a reply!

Dejar un comentario

%d bloggers like this: